- ¡Tío, he soñado que ganaba 300 millones como mi padre!

- ¿¿¿Tu padre ha ganado 300 millones???

- ¡Qué va! ¡Él también lo sueña!

Premio